"Reparar, renovar, o volver a poner una cosa en aquel estado o estimación que antes tenía." Es una buena definición de restauración. Si esta definición la aplicamos al mundo del motor, nos damos cuenta de que cuando restauramos un vehículo o motocicleta no estamos solamente ante un hobby que nos puede reportar satisfacción y entretenimiento, sino que estamos haciendo resurgir un amasijo de chapa y cables olvidados en el fondo de cualquier garaje, para convertirlo como sucede en la mayoría de los casos en una auténtica obra de arte.

Los propietarios de vehículos clásicos son muy exigentes con el trabajo de restauración y reparación. En muchas ocasiones, tenemos en nuestras manos verdaderas joyas de la mecánica. Sólo grandes profesionales son capaces de acometer ciertas tareas de restauración. En Autos Reparaciones Guadalhorce, su joya clásica está en buenas manos.